6. El Calzado del Evangelio2018-06-04T16:14:40+00:00

Sábado, 11 de Agosto 2018

El Calzado del Evangelio

“El Evangelio es un mensaje de paz. El cristianismo es un sistema que, de ser recibido y practicado, derramaría paz, armonía y dicha por toda la tierra. La religión de Cristo unirá en estrecha fraternidad a todos los que acepten sus enseñanzas” (El Conflicto de los Siglos, págs. 50, 51).
“La luz de la verdad debe proyectar su brillo al mundo. Los que aman a Dios y guardan sus mandamientos son llamados a una lucha agresiva, no del uno contra el otro, sino contra los ejércitos del enemigo invisible. No hay tal cosa como quitarse la armadura. Los que pretenden ser discípulos de Cristo en ningún momento deben sentirse cómodos cumpliendo simplemente la responsabilidad que les asignó la iglesia, contentos con no hacer nada para rescatar a los seres humanos caídos y llevarlos a la lealtad a Dios…
“¿Dónde están los hombres y mujeres que se unirán con los mensajeros celestiales? ¿Dónde están los que usarán sus habilidades en cooperación con el poder divino?” (Alza Tus Ojos, pág. 69).

Un mensaje de paz
1.    Además del cinto, o cinturón, y la coraza ¿qué más lleva el soldado cristiano?
Efesios 6:15. 15Y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.
Isaías 52:7. 7¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!

“Aprenda todo ministro a llevar los zapatos del evangelio. El que está calzado con el apresto del evangelio de paz, andará como Cristo anduvo. Podrá hablar pa-labras adecuadas, y hablarlas con amor. No tratará de introducir por la fuerza el mensaje de verdad. Tratará tiernamente con todo corazón, comprendiendo que el Espíritu impresionará la verdad, en aquellos que son susceptibles a las impresiones divinas. Nunca será vehemente en sus maneras. Toda palabra hablada tendrá una influencia suavizadora y subyugante…” (La Voz, pág. 229).

2.    Actualmente, ¿existe la paz? ¿Qué nos muestra que los poderes de las tinieblas están laborando intensamente y que hay una necesidad desesperada del Evangelio?
Isaías 24: 5; 60:2. 5Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. 2Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria.
2 Timoteo 2:3, 4. 3Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.
4Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.

“Vivimos en medio de una ‘epidemia de crímenes,’ frente a los cuales los pensadores y los temerosos de Dios por todas partes se sienten horrorizados. Describir la corrupción que prevalece está fuera del poder de la pluma humana. Cada día trae consigo nuevas revelaciones de luchas políticas, de cohechos y de fraudes. Cada día trae consigo su porción de aflicciones para el corazón en materia de violencia, anarquía, indiferencia para con los padecimientos humanos, brutalidades y alevosas muertes. Cada día confirma el aumento de la locura, los asesinatos y los suicidios. ¿Quién puede dudar de que los agentes de Satanás están trabajando entre los hombres con creciente actividad para perturbar y corromper la mente, manchar y destruir el cuerpo?
“En todas partes hay corazones que claman por algo que no poseen. Suspiran por una fuerza que les dé dominio sobre el pecado, una fuerza que los libre de la esclavitud del mal, una fuerza que les de salud, vida y paz. Muchos que en otro tiempo conocieron el poder de la Palabra de Dios, han vivido en lugares donde no se reconoce a Dios y ansían la presencia divina” (El Ministerio de Curación, págs. 132, 133, 102).

3.    ¿Cuál es la única solución real para las dificultades de este mundo en medio de los billones de habitantes? ¿Cuál es la naturaleza y el efecto especial del Evangelio?
Hechos 20:24. 24Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.
Efesios 1:13. 13En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.
Colosenses 1:5. 5A causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio.

“El evangelio de Cristo es la buena nueva de su gracia, por medio de la cual el hombre puede ser liberado de la condenación del pecado y capacitado para obedecer la ley de Dios. El evangelio señala hacia el código moral como regla de vida. Esa ley, mediante sus demandas de una obediencia sin desviaciones, le muestra continua-mente al pecador el evangelio del perdón y la paz” (Mente, Carácter y Personalidad, pág. 584).
“El evangelio es la revelación al hombre de rayos de luz y esperanza del mundo eterno. No recibimos toda la luz de una vez, sino que llega a medida que podemos aceptarla. Las mentes interrogadoras que están hambrientas de conocer la voluntad de Dios jamás están satisfechas; cuanto más profunda es su búsqueda, más cons-cientes son de su ignorancia y más lamentan su ceguera. El hombre no es capaz de concebir los nobles y altos logros que se encuentran a su alcance si combina el esfuerzo humano con la gracia de Dios, la Fuente de toda sabiduría y poder. Más allá hay una medida eterna de gloria. ‘Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman’1 Corintios 2:9” (Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 437).

El enemigo y el Evangelio implacable
4.    ¿Cómo lucha el enemigo en contra del mensaje de paz? ¿Debe el cristiano temer tales ataques?
Efesios 2:17. 17Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca.
Apocalipsis 12:17. 17Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.
Romanos 13:12; 8:38, 39. 12La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. 38Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

“En un tiempo como éste deberíamos tener un solo objetivo en vista: Emplear todo medio que Dios ha provisto para sembrar la verdad en los corazones de los hombres… Es deber de todo cristiano esforzarse al máximo para difundir el conocimiento de la verdad” (Maranata, pág. 110).
“Satanás no permite sin lucha que el reino de Dios se edifique en la tierra. Las huestes del mal están empeñadas en incesante guerra contra los agentes designados para la predicación del Evangelio; y estas potestades de las tinieblas están especialmente activas cuando se proclama la verdad ante hombres de reputación y genuina integridad” (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 136).
“No nos escatimemos a nosotros mismos, por lo contrario, realicemos con fervor la obra de reforma que debe ser hecha en nuestras vidas. Crucifiquemos el yo. Los hábitos impíos pueden pretender que se les de el dominio, pero en el nombre de Jesús y en virtud de su fuerza podemos vencer. A aquel que diariamente trata de guardar su corazón con toda diligencia se le da la promesa: ‘Ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro’ Romanos 8:38, 39” (La Maravillosa Gracia de Dios, pág. 223).

Pacificadores
5.    ¿Qué hermosa descripción presentan las Escrituras de aquellos que predican el Evangelio de paz?
Isaías 52:7. 7¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!
Mateo 5:9. 9Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

“Los seguidores de Cristo son enviados al mundo con el mensaje de paz. Quienquiera que revele el amor de Cristo por la influencia inconsciente y silenciosa de una vida santa; quienquiera que incite a los demás, por palabra o por hechos, a renunciar al pecado y entregarse a Dios, es un pacificador.
“‘Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios’. El espíritu de paz es prueba de su relación con el cielo. El dulce sabor de Cristo los envuelve. La fragancia de la vida y la belleza del carácter revelan al mundo que son hijos de Dios. Sus semejantes reconocen que han estado con Jesús” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 28).
6.    ¿Quién sostendrá a los celosos en la proclamación del mensaje de verdad?
Mateo 28:19, 20. 19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

“Hermanos y hermanas, ¿os pondréis la armadura cristiana? ‘Calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz’, estaréis preparados para ir de una casa a otra, llevando la verdad a la gente. A veces encontraréis que es penoso hacer esta clase de obra; pero si salís con fe, el Señor irá delante de vosotros, y hará que su luz brille sobre vuestro sendero. Entrando en los hogares de vuestros vecinos para vender o para dar nuestras publicaciones y con humildad enseñarles la verdad, os veréis acompañados por la luz del cielo, que permanecerá luego en estos hogares.
“A nosotros también se nos da la misma comisión. Se nos ordena que avance-mos como mensajeros de Cristo, a fin de enseñar, instruir y persuadir a hombres y mujeres, instándolos a prestar atención a la palabra de vida. A nosotros también se nos asegura la permanente presencia de Cristo. Cualesquiera fueren las dificultades con las cuales tengamos que contender, cualesquiera las pruebas que debamos soportar, la siguiente promesa llena de gracia nos pertenece constantemente: ‘He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo’” (Evangelismo, págs. 88, 15).

Todos los miembros de iglesia son obreros para Dios
7.    Sabiendo que el diablo multiplicará los números en sus filas y que se dispone sólo de poco tiempo, ¿qué comisión divina se da a cada hijo de Dios para bendecir a aquellos que añoran la liberación del pecado y del mal en todas sus formas?
1 Pedro 2:9. 9Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.
2 Corintios 5:20. 20Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.
Mateo 24:14. 14Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

“Cada hora, cada minuto es precioso. No tenemos tiempo para buscar nuestra propia satisfacción. En todo nuestro derredor hay gente que perece en el pecado. Cada día hay algo que hacer para nuestro Señor y Maestro. Cada día debemos conducir a la gente hacia el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Testimonios para la Iglesia, tomo 9, pág. 39).
“Los embajadores de Cristo tienen una obra solemne e importante que algunos consideran con demasiada ligereza. Cristo es ministro del santuario celestial, a la vez que, por medio de sus delegados, es ministro de su iglesia en la tierra. Habla al pueblo por medio de hombres elegidos y lleva a cabo su obra por medio de ellos como cuando, en los días de su humillación, andaba visiblemente en la tierra. Aunque han pasado siglos, el transcurso del tiempo no ha cambiado la promesa que hizo al separarse de sus discípulos: ‘He aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo’ Mateo 28:20. Desde la ascensión de Cristo hasta el presente, hombres ordenados por Dios, que reciben autoridad de él, han sido maestros de la fe. Cristo, el verdadero Pastor, dirige su obra por intermedio de esos pastores subalternos; de modo que la posición de los que trabajan en el ministerio de la Palabra y enseñan la doctrina, viene a ser muy importante. Urgen a la gente, en lugar de Cristo, para que se reconcilie con Dios” (Testimonios para la Iglesia, tomo 1, pág. 387).

Estudio Adicional
“En representación de Cristo, el Espíritu Santo fortalece con poder a los más débiles para que avancen en pos de la victoria. Dios ha organizado a sus instrumentos para que lo ayuden a conducir a los pecadores hacia él. A muchos a quienes no se les ha impuesto las manos, los envía para que se dediquen a su obra. Responde las objeciones que presentan contra este plan de acción, incluso antes de que sean planteadas. Dios ve el fin desde el principio. Conoce y se anticipa a cada deseo, y hace provisión para las emergencias. Si el hombre finito a quien le encomienda esta tarea no pone impedimentos, Dios tendrá obreros para enviar a su viña” (Recibiréis Poder, pág.173).
“El Señor viene pronto. Hablen acerca de ello, oren para que así sea y créanlo. Transfórmenlo en una parte de su propia vida. Tendrán que hacerle frente a un espíritu de dudas y objeciones, pero que se disipará ante una confianza en Dios firme y consistente. Cuando se presenten perplejidades y obstáculos eleven el alma a Dios en cánticos de agradecimiento. Colóquense la armadura cristiana, y asegúrense de que sus pies estén ‘calzados con el apresto del Evangelio de paz’” (Testimonios para la Iglesia, tomo 7, pág. 226).

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close