5. Abnegación2018-06-08T12:44:44+00:00

Ofrenda Especial de Escuela Sabática para la Universidad de la Unión Filipina

¡Dios bendiga tu sacrificio de amor por Él!

Sábado, 3 de Noviembre 2018

Abnegación

“Hay algunos que parecen estar siempre buscando la perla celestial. Pero no hacen una entrega total de sus malos hábitos. No mueren al yo para que Cristo viva en ellos. Por lo tanto no encuentran la perla preciosa. No han vencido la ambición no santificada y el amor a las atracciones mundanas. No toman la cruz y siguen a Cristo en el camino de la abnegación y de la renunciación propia. Casi cristianos, aunque todavía no totalmente, parecen estar cerca del reino de los cielos, pero no pueden entrar. Casi, pero no totalmente salvos, significa ser no casi sino totalmente perdidos” (Palabras de Vida del Gran Maes-tro, pág. 89).

1.    Para ser un seguidor de Jesús, ¿qué debe hacerse? ¿Por qué la abnegación es tan importante? ¿Era el mensaje de Jesús únicamente para algunas personas o para todos?
Mateo 16:24, primera parte. 24Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo…
Marcos 8:34, primera parte. 34Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo,…

“Hay muchos en la iglesia que con el corazón pertenecen al mundo, pero Dios llama a aquellos que profesan creer la verdad creciente, que se eleven por encima de la actitud presente de las iglesias populares de hoy. ¿Dónde esta la abnegación, llevar la cruz que Cristo indicó debía caracterizar a sus seguidores? La razón por la que hemos tenido tan poca influencia sobre los familiares incrédulos y amistades es por haber manifestado poca diferencia decisiva en nuestras prácticas de aquellas del mundo. Los padres deben despertar y purificar sus almas por la práctica de la verdad en la vida del hogar…. ‘Somos espectáculos ante el mundo, los ángeles y los hombres’” (Fundamentals of Christian Education, pág. 289).

2.     ¿Cómo sabemos que Jesús se refiere a la vida del discípulo? ¿A qué estará dispuesto a renunciar el discípulo, si es necesario? ¿Qué ocurrirá si no lo hace?
    Mateo 16:25, primera parte. 25Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; …

“Los que abandonan a Dios para salvar sus vidas serán abandonados por él. Al tratar de salvar la vida cediendo al error, perderán la vida eterna” (Mensajes Selectos, tomo 3, pág. 458).
“¿Qué puede compararse con la pérdida del alma humana? Es algo que cada uno debe decidir por su cuenta: si ganar los tesoros de la vida eterna o perderlo todo a causa de su descuido de hacer que Dios y su justicia ocupen el primer lugar en su vida. Jesús, el Redentor del mundo, que dio su vida preciosa para que cada hijo e hija de Adán pudieran vivir, vivir eternamente en el reino de Dios, observa con pesar al gran número de cristianos profesos que no le sirven a él sino a sí mismos. Difícilmente piensen en las realidades eternas, a pesar de que él les llama la atención a la preciosa recompensa que aguarda a los fieles que quieran servirle con sus afectos indivisos. Les muestra las realidades eternas. Les ruega que calculen el costo de ser un seguidor obediente y fiel de Cristo, y dice: ‘No podéis servir a Dios y a las riquezas’ Mateo 6:24” (A Fin de Conocerle, pág. 320).

Pérdida que es ganancia
3.     ¿Qué estará dispuesto a perder por Jesús el verdadero discípulo? En un caso tal, ¿pierde la persona su vida para siempre o eventualmente la recibe de regreso?
    Mateo 16:25, última parte. 25 … y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.
 Marcos 8:35. 35Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará.

“La eficiencia que el Señor desearía ver en su pueblo lamentablemente ha faltado en la iglesia. ¿Cómo podemos asumir esto? ¿Han estado realmente convertidos aquellos que profesan el nombre de Cristo? ¿Han consagrado a Dios su razón, conocimiento, afectos y pensamientos? ¿Han utilizado sus talentos de medios y habilidades en el servicio al Maestro? O ¿han dedicado todas sus energías de mente y cuerpo al levantamiento de empresas terrenales? … Aquel que es un hijo de Dios, de aquí en adelante debe considerarse a sí mismo como parte de la cruz de Cristo, un eslabón en la cadena para salvar al mundo, ser uno con Cristo en su plan de misericordia, llevando con Él para buscar y salvar al perdido. Siempre debe ser consciente que debe consagrarse a Dios y que en carácter debe revelar a Cristo al mundo. La abnegación, sacrificio propio, simpatía y el amor que se manifestó en la vida de Cristo debe reaparecer en la vida de los obreros de Dios… Manifestarán la más tierna solicitud por el errante,… y serán conocidos como los discípulos de Cristo” (Australian Union Gleaner, 12 de Julio 1905).

4. ¿Qué declaró Jesús comparando la vida eterna con todo el mundo? ¿Merece la pena adquirir la riqueza de este mundo y perder la propia vida por la eternidad?
    Mateo 16:26. 26Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?
 Lucas 9:25. 25Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?

“El Salvador vio que los hombres estaban absortos en conseguir ganancias y perdían de vista las realidades eternas. Intentó corregir este mal. Trató de romper el hechizo infatuador que paralizaba el alma. Elevando su voz clamó: ‘¿De qué aprovecha al hombre, si granjeare todo el mundo, y perdiere su alma? O ¿qué recompensa dará el hombre por su alma?’ Mateo 16:26. Cristo presenta ante la humanidad caída el mundo más noble que ha perdido de vista, a fin de que contemplen las realidades eternas. Los transporta hasta los umbrales del Infinito, resplandeciente con la indes-criptible gloria de Dios, y les muestra allí el tesoro.
“El valor de este tesoro es superior al oro o la plata. Las riquezas de las minas de la tierra no pueden compararse con él” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 78).

La recompensa en el cielo
5.     ¿Qué ocurrirá con una persona, si en lugar de seguir al Maestro se dedica a adquirir posición en el mundo? Por el contrario, ¿qué maravilloso sería seguir al Maestro y colocar a su servicio todos los dones concedidos?
    Mateo 16:27. 27Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.

“‘Levántate, resplandece; que ha venido tu lumbre, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti’ Isaías 60:1. Cristo viene con poder y grande gloria. Viene con su propia gloria, y con la del Padre. Y le acompañarán los santos ángeles. Mientras todo el mundo esté sumido en tinieblas, habrá luz en toda morada de los santos. Percibirán la primera vislumbre de su segunda aparición. Una luz sin sombra brillará de su resplandor, y Cristo el Redentor será admirado por todos los que le sirvieron. Mientras huyan los impíos, los que siguieron a Cristo se regocijarán en su presencia. Entonces los redimidos de entre los hombres recibirán la herencia que se les prometió” (Profetas y Reyes, pág. 531).

6.     ¿Qué puede esperarse en el futuro si ignoramos su llamado y decidimos seguir nuestros propios caminos? ¿Qué podemos esperar en su venida?
    Lucas 9:26. 26Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles.
Marcos 8:38. 38Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta gene-ración adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.

“Cristo es la verdad y todos aquellos que vacilan en obedecer la verdad niegan a Cristo. Demuestran que se avergüenzan de encontrarse bajo su estandarte ensangrentado, avergonzados de mostrar que son hacedores de la Palabra, avergonzados de colocarse de parte de Cristo como observadores de su ley. Sienten que es una deshonra para ellos amar sus mandamientos, respetar el memorial de la obra creadora de Dios. Cristo declara: ‘Aquel que se avergüenza de mí y mis palabras, de él se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria y en su Padre y con sus santos ángeles.’
“Este es el resultado seguro. ¿Te arriesgarás? ¿Serás desleal a Dios porque tus vecinos lo son? ¿Serás encontrado entre los transgresores porque tus vecinos están allí? ¿Estás contento con estar fuera de la ciudad de Dios, para perecer con los compañeros que has elegido en el mundo?” (Signs of the Times, 28 de Julio 1898).

Gloria futura
7.     ¿Qué glorioso evento indicó Jesús en confirmación de su misión y promesas? ¿A qué evento se refería en esta maravillosa profecía?
    Mateo 16:28. 28De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.
    Lucas 9:27-31. 27Pero os digo en verdad, que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que vean el reino de Dios. 28Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar.29Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente.30Y he aquí dos varones que hablaban con él, los cuales eran Moisés y Elías; 31quienes aparecieron rodeados de gloria, y hablaban de su partida, que iba Jesús a cumplir en Jerusalén.

“Jesús había dicho a sus discípulos que algunos de los que con él estaban no gustarían la muerte antes de ver llegar el reino de Dios con poder. En ocasión de la transfiguración, esta promesa se cumplió. El semblante de Jesús mudóse allí de modo que brillaba como el sol. Sus vestiduras eran blancas y relucientes. Moisés representaba a los que resucitarán de entre los muertos al producirse el segundo advenimiento de Jesús. Y Elías, que fué trasladado sin conocer la muerte, representaba a los que, cuando vuelva Cristo, serán transformados en inmortales y trasladados al cielo sin ver la muerte. Los discípulos contemplaban con temeroso asombro la excelsa majestad de Jesús y la nube que los cobijaba, y oían la voz de Dios diciendo con terrible majestad: ‘Este es mi Hijo amado, . . . a él oíd’” (Primeros Escritos, pág.164).

Estudio adicional
“‘Si alguno quiere venir en pos de mí -dijo Cristo-, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame’ Lucas 9:23. Esta es la prueba del discipulado. Si los miembros de la iglesia fueran hacedores de la Palabra, como solemnemente se comprometieron hacerlo en ocasión de su bautismo, amarían a sus hermanos y estarían tratando continuamente de fomentar la unidad y la armonía…
“Los que creen en Cristo y caminan humildemente con él sin luchar por la supremacía, y tratan de ver qué pueden hacer para ayudar, bendecir y fortalecer las almas de los demás, colaboran con los ángeles que sirven a los herederos de la salvación. Jesús les da gracia, sabiduría y justicia, y los convierte en bendición para todos aquellos con quienes se relacionan. Mientras más humildes son en su propia opinión, más bendiciones reciben de Dios, porque éstas no los exaltan. Usan correctamente sus bendiciones, porque las reciben para impartirlas” (Cada Día con Dios, pág. 354).