26. Los creyentes y las autoridades (Informe Misionero para establecer sedes)

////26. Los creyentes y las autoridades (Informe Misionero para establecer sedes)
26. Los creyentes y las autoridades (Informe Misionero para establecer sedes)2018-05-02T23:08:28+00:00

Por favor, léase el Informe Misionero para establecer sedes en la parte final de la lección.
Sábado 30 de junio de 2018

Los creyentes y las autoridades

“…Es nuestro deber en todos los casos obedecer las leyes de nuestro país, a menos que estén en conflicto con la ley superior que Dios dio en forma audible en el Sinaí, y después grabó en tablas de piedra con su propio dedo. ‘Daré mi ley en su mente y la escribiré en su corazón, y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo’ (Jeremías 31:33). Los que enen la ley de Dios escrita en su corazón obedecerán a Dios antes que a los hombres, y preferirán desobedecer a todos los hombres antes que desviarse en lo mínimo del mandamiento de Dios. El pueblo de Dios, enseñado por la inspiración de la verdad, y conducido por una buena conciencia para vivir de acuerdo con cada palabra de Dios, adoptará la ley escrita en el corazón como la única autoridad que puede reconocer o consentir en obedecer. La sabiduría y la autoridad de la ley divina son supremas” (Testimonios para la iglesia, tomo 1, pág. 322).

 

Una institución de origen divino y su propósito

  1. En principio, ¿quién estableció al gobierno como una institución? Por lo tanto, ¿cuál es nuestra responsabilidad para con él?

Romanos 13:1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.

Tito 3:1 Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos a toda buena obra.

“La apostasía original comenzó con la incredulidad y el rechazo de la verdad. Hemos de tener los ojos de la fe jos en Jesús. Cuando llegue el tiempo, como ciertamente llegará, en el cual la ley de Dios sea anulada, el celo de los sinceros y leales resurgirá con la emergencia, y serán más afectuosos y decididos, y su testimonio será el más positivo e inquebrantable. Pero no hemos de hacer nada con un espíritu desafiante, y no lo haremos si nuestros corazones están completamente entregados a Dios. [Se cita Romanos 13:1; Tito 3:1]” (Special Testimony for Our Ministers [A01a] [1892], págs. 10, 11).

“Los gobiernos de las naciones promulgarán muchas leyes formuladas especialmente para oprimir, y algunas leyes antiguas, que prácticamente no se aplican más, van a resucitar. Necesitamos avanzar en nuestra obra con inteligencia y fe, bajo la sabia dirección de Jesucristo. Tenemos que hacer una gran obra en favor del Maestro para proclamar el úlmo mensaje de misericordia a nuestro mundo, y debemos depender de las autoridades y los poderes para poder ir de un extremo al otro del mundo, y mientras tengamos que depender de los poderes que existen actualmente, no debemos malquistarnos con ellos, porque éste es un mensaje mundial” (Cada día con Dios, pág. 248).

 

  1. ¿Con qué propósito se establece todo gobierno? ¿Cuál es su función?

Romanos 13:3, 4 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo.

 

“Los gobernantes son siervos de Dios, y han de servir su tiempo como sus aprendices. Es por su bien que deben seguir elmente el claro ‘Así dice el Señor’, manteniendo la forma en que el Señor hace justicia y juicio. Han de ejercer sus influencias sin parcialidad y sin hipocresía, negándose a ser comprados o vendidos, despreciando todo soborno, y manteniéndose con independencia y dignidad moral delante de Dios. No han de confabularse en un acto de deshonestidad o injuscia. No han de realizar una acción deshonrosa, injusta para su beneficio, ni apoyarán a otros en actos de opresión. Los sabios gobernantes no permitirán que el pueblo sea oprimido por la envidia y celos de los que incumplen la ley de Dios… Todos necesitan mantener la eternidad a la vista, y no actuar de tal forma que Dios no pueda ratificar su juicio en las cortes celestiales” (Review and Herald, 1 de octubre de 1895).

 

La responsabilidad del cristiano

  1. Además de obediencia y sumisión, ¿qué responsabilidad tienen los cristianos para con el gobierno? ¿A quiénes deberían incluir en sus oraciones para poder vivir en paz y tranquilos?

Romanos 13:7 Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.

1 Pedro 2:17 Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.

1 Timoteo 2:1, 2 Exhorto ante todo, a que se hagan roga vas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; 2por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y hones dad.

 

“No se nos pide que desa emos a las autoridades. Nuestras palabras, sean habladas o escritas, deben ser consideradas cuidadosamente, no sea que por nuestras declaraciones parezcamos estar en contra de la ley y del orden y dejemos constancia de ello. No debemos decir ni hacer ninguna cosa que pudiera cerrarnos innecesariamente el camino. Debemos avanzar en el nombre de Cristo, defendiendo las verdades que se nos encomendaron” (Los hechos de los apóstoles, pág. 56).

 

  1. De acuerdo con la enseñanza de Jesús, ¿qué deberíamos dar a las autoridades: lo que piden o lo que les pertenece? ¿Cómo deberíamos actuar en caso de que pidan lo que le pertenece a Dios?

Mateo 22:20, 21 Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? 21Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.

 

“El poder de David le había sido dado por Dios, pero para que lo ejercitara solamente en armonía con la ley divina. Cuando ordenó algo que era contrario a la ley de Dios, el obedecerle se hizo pecado. ‘Las [potestades] que son, de Dios son ordenadas’ (Romanos 13:1), pero no debemos obedecerlas en contradicción a la ley de Dios. El apóstol Pablo, escribiendo a los corin os, ja el principio que ha de guiarnos. Dice: ‘Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo’ (1 Corintios 11:1)” (Patriarcas y profetas, pág. 778).

“No sabemos cuán pronto seremos señalados como ciudadanos irrespetuosos de la ley, porque el príncipe del poder del aire se está posesionando de las mentes de los hombres. Podemos escoger entre obedecer esos poderes y deshonrar a Dios, o desobedecer esos poderes y honrar a Dios. Si obedecemos a Dios, su Santo Espíritu reposará sobre nosotros, y no estaremos entonces luchando con nuestras propias aseveraciones sino con el ‘escrito está’. Todo lo que tenemos que hacer es volver al cuarto mandamiento. Lean el testimonio de Jesucristo acerca de que ni siquiera un lde habría de ser alterado, sino que man ene su vigencia tan exactamente como cuando fue escrito por el dedo de Dios sobre las tablas de piedra. Debiéramos amar la verdad precisamente porque es la verdad. Hay una enorme diferencia entre estar del lado de Dios en este asunto o no. Pue- de ser que sean llamados a comparecer delante de los tribunales, y en esas emergencias piensen en la promesa del Señor: ‘Yo estoy allí’. No podemos permanecer sobre arena movediza, pero podemos hacerlo sobre Cristo Jesús. Podemos permanecer allí aunque el mundo entero se nos oponga…

“Dios hizo un pacto con su pueblo y estará con él” (Manuscrito 11, del 28 de marzo de 1893; Alza tus ojos, pág. 99).

 

Ejemplos de fidelidad

  1. ¿Cómo respondieron los tres hebreos cuando el rey babilónico les pidió dar a una estatua lo que sólo le pertenece a Dios: culto? ¿Qué hizo Daniel cuando la ley Medo-Persa le prohibió orar a Dios y le ordenó orar al rey?

Daniel 3:14-18; 6:10 Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed-nego, que vosotros no honráis a mi dios, ni adoráis la estatua de oro que he levan- tado? 15Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la auta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos? 16Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. 17He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado… 6:10Cuando Daniel supo que el edicto había sido rmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.

 

“Si los hombres nos prohíben hacer esta obra, entonces podemos decir, como los apóstoles: ‘Juzgad si es justo delante de Dios obedecer antes a vosotros que a Dios; por- que no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído’ ” (Los hechos de los apóstoles, pág. 56).

“Los principados y potestades de la tierra están en amarga revuelta contra el Dios del cielo. Están llenos de odio contra todos los que sirven a Dios, y pronto, muy pronto, se librará la última gran batalla entre el bien y el mal. La tierra será el campo del combate: El escenario del nal con icto y de la victoria nal. Aquí, donde por tanto tiempo Satanás ha dirigido a los hombres contra Dios, la rebelión será extirpada para siempre” (Cada día con Dios, pág. 306).

  1. En el tiempo de Israel, ¿obedecieron los escoltas la orden impía del rey Saúl cuando les ordenó matar a los sacerdotes? ¿Era el deber de los soldados romanos obedecer al concilio judío cuando Pablo estaba en riesgo de ser asesinado?

1 Samuel 22:17 Entonces dijo el rey a la gente de su guardia que estaba alrededor de él: Volveos y matad a los sacerdotes de Jehová; porque también la mano de ellos está con David, pues sabiendo ellos que huía, no me lo descubrieron. Pero los siervos del rey no quisieron extender sus manos para matar a los sacerdotes de Jehová.

Hechos 23:10, 11 Y habiendo grande disensión, el tribuno, teniendo temor de que Pablo fuese despedazado por ellos, mandó que bajasen soldados y le arrebatasen de en medio de ellos, y le llevasen a la fortaleza. 11A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has tes cado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.

 

“Pero Doeg era un calumniador, y Saúl tenía un espíritu de envidia, odio y homicidio tal, que deseaba que la denuncia fuera verdad. La declaración parcial y exagerada del jefe de los pastores, era conveniente para el uso del adversario de Dios y el hombre. Fue presentado a la mente de Saúl con tal claridad que el rey perdió todo control de sí mismo, y actuó como un demente. Si hubiese esperado calmadamente hasta haber escuchado toda la historia, y hubiese ejercido sus facultades de razonamiento, ¡Cuán diferente ha- bría sido la crónica terrible de los actos de aquel día! …Como bes as salvajes que han probado sangre, así eran Saúl y Doeg” (Signs of the Times, 21 de sep embre de 1888).

“Una de las cosas más deplorables sobre la tierra es el hecho de que existen go- bernadores enardecidos y jueces injustos. Olvidan que están bajo la autoridad del gran Gobernador, el Dios omnisapiente, y que está sobre todo monarca, príncipe, gobernante o rey” (Review and Herald, 1 de octubre de 1895).

 

Guía importante para nosotros

  1. ¿Qué principio quedó demostrado en la respuesta dada por los apóstoles a las autoridades judías que les prohibieron hablar en el nombre de Jesús? ¿Cómo actuará el cristiano cuando el gobierno le ordene hacer algo que es contrario a la ley de Dios?

Hechos 4:18-20; 5:27-29 Y llamándolos, les in maron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. 19Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; 20porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído… 5:27Cuando los trajeron, los presentaron en el concilio, y el sumo sacerdote les preguntó, 28diciendo: ¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre? Y ahora habéis llenado a Jerusalén de vuestra doctri- na, y queréis echar sobre nosotros la sangre de ese hombre.29 Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.

 

“Pero ¿cuál fue la conducta de los siervos de Dios en siglos pasados? Cuando los discípulos predicaron a Cristo y Cristo cruci cado, después de su resurrección, las auto- ridades les ordenaron que no hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. ‘Entonces Pedro y Juan, respondiendo, les dijeron: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer an- tes a vosotros que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído’ (Hechos 4:19, 20). Con nuaron predicando las buenas nuevas de la salvación por Cristo; y el poder de Dios dio tes monio del mensaje. Los enfermos eran sanados, y miles eran añadidos a la iglesia. ‘Entonces levantándose el príncipe de los sacerdotes, y todos los que estaban con él, que es la secta de los Saduceos, se llenaron de celo; y echaron mano a los apóstoles, y pusiéronlos en la cárcel pública’ (Hechos 5:17, 18)” (Tes monios para la iglesia, tomo 5, pág. 667).

“El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándolo en un madero. A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepen miento y perdón de pecados. Y nosotros somos tes gos suyos de estas co- sas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen. Ellos, oyendo esto, se enfurecían y querían matarlos” (Tes monios para los ministros, pág. 268).

 

Para un estudio adicional

“Tenemos que avanzar con tranquilidad, y cuando aparentemente se cierre el camino en una determinada dirección, no debemos condenar a los poderes que existen actualmente, porque al hacerlo estamos enseñando a otro poder cómo actuar para cerrarnos el camino. No debemos excitar la oposición ni provocar represalias o venganzas. El momento culminante llegará bien pronto. Ya se está acercando subrep ciamente como un ladrón en la noche. Y podemos presentar verdades bíblicas que no provoquen las fuerzas opositoras que ya están actuando” (Manuscrito 90, del 29 de agosto de 1893; Cada día con Dios, pág. 248).

“Tenemos delante de nosotros la perspec va de una lucha larga, con riesgo de encarcelamiento, pérdida de bienes y aun de la vida misma, para defender la ley de Dios, que es anulada por las leyes delos hombres. En esta situación, los métodos polí cos del mundo recomendarían que se cumplan exteriormente las leyes del país, por amor a la paz y la armonía. Y hasta habrá quienes recomienden una conducta tal basados en este pasaje: ‘Toda alma se someta a las potestades superiores;… y las que son, de Dios son ordenadas’ (Romanos 13:1)” (Testimonios para la iglesia, tomo 5, pág. 666).

 

INFORME MISIONERO para establecer sedes

Para ser leído el sábado 30 de junio de 2018

La ofrenda especial de escuela sabática será recogida el sábado 7 de julio de 2018

En Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra

 

Leemos en Marcos 16:15: “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”. Esta comisión fue cumplida con gran intensidad sólo después que el apóstol Pablo fue llamado al servicio del Señor. Como resultado, a mediados del siglo II d. C., la iglesia cristiana era predominantemente gentil.
Siguiendo la tradición de la iglesia primitiva, en los últimos diez años, con el apoyo de los creyentes de todo el mundo, la iglesia ha alcanzado a casi 150 países con el mensaje solemne de la reforma. Según los informes de las Naciones Unidas, hay 195 naciones soberanas en el mundo, de las cuales 193 están registradas como miembros de la O.N.U. Siguiendo el ejemplo de Pablo, necesitamos también trabajar agresivamente en la proclamación del mensaje de Jesús en todo el mundo.

La ofrenda especial de escuela sabá ca a ser recogida el próximo sábado está dedicada a numerosos proyectos para establecer, reparar y gestionar sedes a nivel mundial. “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hechos 1:8).

Esta ofrenda ha de ser utilizada para la necesidad urgente que ene la Asociación General de comprar o ayudar a las uniones y campos a adquirir infraestructuras de sedes. Además, la ofrenda será usada para reponer aquellos fondos de ofrendas especiales de escuela sabá ca que salieron del presupuesto para comprar dichas infraestructuras de sedes. Esta situación especial surge principalmente en países nuevos cuando sus gobiernos exigen a las organizaciones religiosas tener propiedad antes de que puedan registrarse y funcionen. A pesar del hecho de que en algunos países todavía no tenemos propiedad, Dios ha bendecido la obra con muchos bautismos.

A veces, las construcciones de sedes establecidas son deterioradas por desastres y requieren reparaciones o restauración indispensables. Además, hay ciertos campos y uniones que tienen infraestructuras de sedes que fueron adquiridas con donaciones del pasado, pero ahora se necesita registrarlas a nombre de la iglesia para asegurarlas para el futuro. Esto cuesta dinero, y estos campos y uniones han estado esperando porque no pueden recaudar el dinero para los procesos legales. “¡Qué bendiciones serían repar das a las iglesias que ayudan de esta manera, y qué amor por parte de las iglesias más pobres, cuando se den cuenta que fueron vigiladas para bien! Y con esta ayuda libre y alegremente dada llegarían vistas más grandes de la amabilidad y deber cristianos” (Review and Herald, 21 de julio de 1891).

Cuando el rey Salomón apeló al pueblo de Israel por apoyo económico, su res- puesta fue increíble. El pueblo elegido de Dios sobre la tierra le demostró su gratitud a través de su generosidad. “Dios mismo origina los planes para el avance de su obra, y ha provisto a su pueblo de recursos abundantes, para que cuando pida ayu- da, puedan responder alegremente. Si son eles en traer a su tesorería los recursos que les prestó, su obra avanzará rápidamente. Muchas almas serán ganadas a la verdad, y el día de la venida de Cristo será apresurado” (Review and Herald, 14 de julio de 1904).

Los dos primeros capítulos del libro de Hageo describen las preparaciones de los israelitas para la reedi cación del templo. Dios bendijo a los que ayudaron su causa sobre la tierra con un corazón dispuesto. Y en el desierto, cuando llegó el momento de construir el tabernáculo, Dios dijo a Moisés: “Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda; de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda” (Éxodo 25:2).

“Nuestro pueblo no ha de esperar más peticiones, sino que ha de aferrarse rme a la obra, haciendo aquellas cosas que parecen imposibilidades, posibilidades. Cada uno se pregunte a sí mismo, ¿no me ha con ado el Señor recursos para el avance de su causa?” (Review and Herald, 14 de julio de 1904).

–Douglas Francis Extesorero de la Asociación General

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close