15. Manuscrito sobre la pared2018-05-01T12:26:52+00:00

Sábado 14 de abril de 2018

Manuscrito sobre la pared

“¿Cómo fueron castigados antiguamente los que se mofaron de aquello que Dios había elegido como sagrado para sí? Belsasar y sus príncipes profanaron los vasos de oro de Jehová y alabaron a los ídolos de Babilonia. Pero el Dios a quien desafiaron era testigo de la escena profana. En medio de su alegría sacrílega, se vio una mano sobrenatural que trazaba caracteres misteriosos en la pared del palacio. Llenos de terror, oyeron su suerte anunciada por el siervo del Altisimo” (Testimonios para la iglesia, tomo 5, pág. 226).

 

Fiestas sacrílegas y sus consecuencias

  1. ¿Qué gran evento organizó Belsasar, el último rey de Babilonia? ¿Qué fue honrado y adorado cuando él y el pueblo bebió vino de los vasos sagrados del templo de Dios?

Daniel 5:1-4 El rey Belsasar hizo un gran banquete a mil de sus príncipes, y en presencia de los mil bebía vino. 2Belsasar, con el gusto del vino, mandó que trajesen los vasos de oro y de plata que Nabucodonosor su padre había traído del templo de Jerusalén, para que bebiesen en ellos el rey y sus grandes, sus mujeres y sus concubinas. 3Entonces fueron traídos los vasos de oro que habían traído del templo de la casa de Dios que estaba en Jerusalén, y bebieron en ellos el rey y sus príncipes, sus mujeres y sus concubinas. 4Bebieron vino, y alabaron a los dioses de oro y de plata, de bronce, de hierro, de madera y de piedra.

 

“Dios atribuye la maldad de Babilonia a su glotonería y embriaguez” (Testimonios para la iglesia, tomo 3, pág. 181).

“No puedo seguir considerando ahora esta historia, pero os ruego a vosotros, que estáis en cada ciudad, en cada pueblo, en cada casa; pido a todo individuo, que estudie la lección que enseña este pasaje, teniendo en cuenta las palabras de la inspiración: ‘El que piensa estar firme, mire que no caiga’. Aquí se presenta la única predestinación que hallamos en la Palabra de Dios. Sólo aquellos que ponen atención para no caer serán aceptados finalmente. No puede haber presunción más fatal que la que induce a los hombres a aventurarse en la conducta del que se agrada a sí mismo. En vista de esta solemne advertencia de Dios, ¿no debieran poner atención los padres y las madres? ¿No debieran señalar fielmente a los jóvenes los peligros que se levantan constantemente para apartarlos de Dios? Muchos permiten que los jóvenes asistan a reuniones de placer, pensando que las diversiones son esenciales para la salud y la felicidad; pero, ¡qué peligros hay en esa senda! Cuanto más se complace el deseo de placer, tanto más se cultiva y tanto más se fortalece, hasta que la complacencia propia y la diversión llegan a constituir la mayor parte de la experiencia en la vida. Dios nos pide que nos cuidemos. ‘El que piensa estar firme, mire que no caiga’ ” (Testimonios para los ministros, pág. 103).

 

  1. ¿Qué apareció repentinamente sobre la pared de la sala del banquete? ¿Cómo reaccionaron el rey y sus príncipes ante esto?

Daniel 5:5-9 En aquella misma hora aparecieron los dedos de una mano de hombre, que escribía delante del candelero sobre lo encalado de la pared del palacio real, y el rey veía la mano que escribía. 6Entonces el rey palideció, y sus pensamientos lo turbaron, y se debilitaron sus lomos, y sus rodillas daban la una contra la otra. 7El rey gritó en alta voz que hiciesen venir magos, caldeos y adivinos; y dijo el rey a los sabios de Babilonia: Cualquiera que lea esta escritura y me muestre su interpretación, será vestido de púrpura, y un collar de oro llevará en su cuello, y será el tercer señor en el reino. 8Entonces fueron introducidos todos los sabios del rey, pero no pudieron leer la escritura ni mostrar al rey su interpretación. 9Entonces el rey Belsasar se turbó sobremanera, y palideció, y sus príncipes estaban perplejos.

 

“Un Testigo, que fue reconocido, pero cuya presencia era un poder de condenación, contempló esta escena de profanación. Pronto el huésped invisible y sin invitación hizo sentir su presencia. En el momento en que la esta sacrílega estuvo en su punto álgido, una mano apareció y escribió palabras de condenación sobre la pared de la sala del banquete. Palabras ardientes siguieron a los movimientos de la mano. ‘Mene, Mene, Tekel, Uparsin’, fue escrito en letras de llama. Pocos fueron los caracteres trazados por aquella mano sobre la pared frente al rey, pero mostraban que el poder de Dios estaba allí.

“Belsasar tenía miedo. Su conciencia fue despertada. El temor y la desconfianza, que siempre siguen el camino del culpable, le embargaron. Cuando Dios hace que los hombres teman, no pueden ocultar la intensidad de su terror. El susto se apoderó de los grandes hombres del reino. Su irreverencia blasfema a las cosas sagradas fue cambiada en un momento. Un terror frenetico venció a todo autocontrol…

“En vano el rey intentó leer las letras ardientes. Había descubierto un poder demasiado fuerte para él. No podía leer la escritura” (The Youth’s Instructor, 19 de mayo de 1898).

 

Un consejo sabio de la reina

  1. ¿Quién sugirió la reina debía ser llamado cuando los magos y consejeros babilonios no pudieron leer las letras ardientes? ¿Qué hermoso tes monio dio ella de Daniel?

Daniel 5:10-12 La reina, por las palabras del rey y de sus príncipes, entró a la sala del banquete, y dijo: Rey, vive para siempre; no te turben tus pensamientos, ni palidezca tu rostro. 11En tu reino hay un hombre en el cual mora el espíritu de los dioses santos, y en los días de tu padre se halló en él luz e inteligencia y sabiduría, como sabiduría de los dioses; al que el rey Nabucodonosor tu padre, oh rey, cons tuyó jefe sobre todos los magos, astrólogos, caldeos y adivinos, 12por cuanto fue hallado en él mayor espíritu y ciencia y entendimiento, para interpretar sueños y descifrar enigmas y resolver dudas; esto es, en Daniel, al cual el rey puso por nombre Beltsasar. Llámese, pues, ahora a Daniel, y él te dará la interpretación.

 

“Daniel amaba, temía y obedecía a Dios. Y aun así no huyó del mundo para evitar su influencia corruptora. La providencia de Dios lo puso en el mundo aunque no era del mundo. Rodeado de todas las tentaciones y las fascinaciones de la vida cortesana, conservó la integridad de su alma, con una adherencia a los principios que era firme como una roca. Hizo de Dios su fuerza y él no lo olvidó en el momento de mayor necesidad (Testimonios para la iglesia, tomo 4, pág. 562).

 

  1. Delante de aquella gran asamblea, ¿qué dijo el rey Belsasar a Daniel? ¿Qué promesa hizo el rey al profeta si leía la escritura misteriosa y explicaba su significado?

Daniel 5:13-16 Entonces Daniel fue traído delante del rey. Y dijo el rey a Daniel: ¿Eres tú aquel Daniel de los hijos de la cautividad de Judá, que mi padre trajo de Judea? 14Yo he oído de que el espíritu de los dioses santos está en ti, y que en se halló luz, entendimiento y mayor sabiduría. 15Y ahora fueron traídos delante de mí sabios y astrólogos para que leyesen esta escritura y me diesen su interpretación; pero no han podido mostrarme la interpretación del asunto. 16Yo, pues, he oído de que puedes dar interpretaciones y resolver dificultades. Si ahora puedes leer esta escritura y darme su interpretación, serás vestido de púrpura, y un collar de oro llevarás en tu cuello, y serás el tercer señor en el reino.

 

“Los que conocen a Jesús como a su Salvador personal, tienen el privilegio de ser educados y preparados en una escuela superior a la de los hombres y de ser guiados con sabiduría mayor que la delos hombres finitos. Pueden colocarse bajo la dirección del más grande Maestro que el mundo haya conocido, y pueden participar del mismo conocimiento que dio a Daniel. Los que son humildes de corazón, los que sienten su necesidad de una sabiduría más elevada, y no dependen de su propio juicio limitado, sino que buscan fervientemente conocer la voluntad de Dios, pueden alimentarse de la Fuente de todo conocimiento y obtener gracia, prudencia, discreción y juicio” (A fin de conocerle, pág. 127).

 

Lecciones espirituales del pasado

  1. ¿Fue Daniel impresionado por las promesas y regalos propuestos del rey? Refiriéndose al rey Nabucodonosor, ¿qué le hizo recordar Daniel al rey? ¿Quién rige en los reinos de los hombres?

Daniel 5:17-21 Entonces Daniel respondió y dijo delante del rey: Tus dones sean para ti, y da tus recompensas a otros. Leeré la escritura al rey, y le daré la interpretación. 18El Altisimo Dios, oh rey, dio a Nabucodonosor tu padre el reino y la grandeza, la gloria y la majestad. 19Y por la grandeza que le dio, todos los pueblos, naciones y lenguas temblaban y temían delante de él. A quien quería mataba, y a quien quería daba vida; engrandecía a quien quería, y a quien quería humillaba. 20Mas cuando su corazón se ensoberbeció, y su espíritu se endureció en su orgullo, fue depuesto del trono de su reino, y despojado de su gloria. 21Y fue echado de entre los hijos de los hombres, y su mente se hizo semejante a la de las bestias, y con los asnos monteses fue su morada. Hierba le hicieron comer como a buey, y su cuerpo fue mojado con el rocío del cielo, hasta que reconoció que el Altisimo Dios tiene dominio sobre el reino de los hombres, y que pone sobre él al que le place.

 

“Ante aquella muchedumbre aterrorizada, estaba Daniel en pie, imperturbable frente a la promesa del rey, con la tranquila dignidad de un siervo del Altisimo, no para hablar palabras de adulación, sino para interpretar un mensaje de condenación. Dijo entonces: ‘Tus dones sean para ti, y tus presentes dalos a otro. La escritura yo la leeré al rey, y le mostraré la declaración’.

“El profeta recordó primero a Belsasar asuntos que le eran familiares, pero que no le habían enseñado la lección de humildad que podría haberle salvado. Habló del pecado de Nabucodonosor, de su caída y de cómo el Señor había obrado con él, del dominio y la gloria que se le habían concedido, así como del castigo divino que mereció su orgullo y del subsiguiente reconocimiento que había expresado acerca del poder y la misericordia del Dios de Israel. Después, en palabras audaces y enfáticas, reprendió a Belsasar por su gran impiedad. Hizo resaltar el pecado del rey y le señaló las lecciones que podría haber aprendido, pero que no aprendió. Belsasar no había leído correctamente lo experimentado por su abuelo, ni prestado atención a las advertencias que le daban acontecimientos tan significativos para él mismo. Se le había concedido la oportunidad de conocer al verdadero Dios y de obedecerle, pero no le había prestado atención, y estaba por cosechar las consecuencias de su rebelión” (Profetas y reyes, págs. 387, 388).

 

  1. ¿Había aprendido Belsasar algo de las lecciones que el Señor le había dado a su abuelo, el rey Nabucodonosor? ¿Cuál fue el propósito del manuscrito sobre la pared?

Daniel 5:22-24 Y tú, su hijo Belsasar, no has humillado tu corazón, sabiendo todo esto; 23sino que contra el Señor del cielo te has ensoberbecido, e hiciste traer delante de los vasos de su casa, y tú y tus grandes, tus mujeres y tus concubinas, bebisteis vino en ellos; además de esto, diste alabanza a dioses de plata y oro, de bronce, de hierro, de madera y de piedra, que ni ven, ni oyen, ni saben; y al Dios en cuya mano está tu vida, y cuyos son todos tus caminos, nunca honraste. 24Entonces de su presencia fue enviada la mano que trazó esta escritura.

 

“Se me ha mostrado lo que es el hombre sin conocimiento de la voluntad de Dios. Los crímenes y la iniquidad llenan su vida. Pero cuando el Espíritu de Dios le revela el significado pleno de la ley, ¡qué cambio se produce en su corazón! Como Belsasar, lee inteligentemente la escritura del Todopoderoso, y la convicción se apodera de su alma. Los truenos de la Palabra de Dios le sacan de su letargo, y pide misericordia en el nombre de Jesús. Y Dios escucha siempre con oído voluntario esa humilde plegaria. Nunca aparta al penitente sin consolarlo” (Testimonios para la iglesia, tomo 4, pág. 18).

 

Término del banquete y la vida del rey

  1. ¿Qué hizo posible que Daniel lea e interprete el manuscrito misterioso? ¿Cómo nos sentiríamos si viésemos al Señor anunciar y ejecutar un juicio similar sobre un amigo o pariente?

Daniel 5:25-31 Y la escritura que trazó es: MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN. 26Esta es la interpretación del asunto: MENE: Contó Dios tu reino, y le ha puesto n. 27TEKEL: Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto. 28PERES: Tu reino ha sido roto, y dado a los medos y a los persas. 29Entonces mandó Belsasar vestir a Daniel de púrpura, y poner en su cuello un collar de oro, y proclamar que él era el tercer señor del reino. 30La misma noche fue muerto Belsasar rey de los caldeos. 31Y Darío de Media tomó el reino, siendo de sesenta y dos años.

 

“Mientras estaba todavía en el salón de estas, rodeado por aquellos cuya suerte estaba sellada, el rey recibió de un mensajero la información de ‘que su ciudad’ era ‘tomada’ por el enemigo contra cuyos planes se había sentido tan seguro; ‘los vados fueron tomados,… y consternáronse los hombres de guerra’ (Jeremías 51:31, 32). Aun mientras él y sus nobles bebían de los vasos sagrados de Jehová, y alababan a sus dioses de plata y de oro, los medos y persas, habiendo desviado el curso del Éufrates, penetraban en el corazón dela ciudad desprevenida. El ejército de Ciro estaba ya al pie de las murallas del palacio; la ciudad se había llenado de soldados enemigos ‘como de langostas’ (Vers. 14), y sus gritos de triunfo podían oírse sobre los clamores desesperados de los asombrados disolutos.

“ ‘La misma noche fue muerto Belsasar, rey de los Caldeos’, y un monarca extranjero se sentó en el trono.

“Los profetas hebreos habían hablado claramente de la manera en que iba a caer Babilonia. Al revelarles el Señor en visión los acontecimientos futuros, habían exclamado: ‘¡Cómo fue presa Sesach, y fue tomada la que era alabada por toda la tierra! ¡Cómo fue Babilonia por espanto entre las gentes!’ ‘¡Cómo fue cortado y quebrado el martillo de toda la tierra! ¡cómo se tornó Babilonia en desierto entre las gentes!’ ‘Del grito de la toma de Babilonia la tierra tembló, y el clamor se oyó entre las gentes’ ” (Profetas y reyes, págs. 389, 390).

 

Para un estudio adicional

“La iglesia no puede medirse a sí misma contra el mundo, ni por la opinión humana, ni por lo que en un tiempo fue. Su fe y su posición en el mundo tal como lo es ahora, ha de compararse con lo que hubiera sido si hubiese siempre seguido un curso progresivo y ascendente. La iglesia será pesada en las balanzas del santuario. Si su carácter moral y su estado espiritual no corresponden a los beneficios y bendiciones que Dios le ha otorgado, la iglesia será hallada defectuosa. La luz ha estado brillando con claridad y de manera definida sobre su camino, y la luz recibida en 1882 la llama a rendir cuentas. Si no mejora sus talentos, si el fruto que lleva no es perfecto ante Dios, si su luz se ha convertido en tinieblas, entonces sin duda será hallada falta. El conocimiento de nuestra condición, tal como la ve Dios, parece estarnos vedado. Vemos, pero no percibimos; oímos, pero no entendemos; y estamos tan indiferentes y despreocupados como si posara sobre nuestro santuario la nube de día o la columna de fuego de noche. Profesamos conocer a Dios y creer en la verdad, pero nuestras obras lo niegan a él. Nuestros hechos se oponen diametralmente a los principios de verdad y de justicia por los cuales decimos ser gobernados” (Testimonios para la iglesia, tomo 5, pág. 78).

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close